• La Semana Santa y las vacaciones, se han identificado como períodos críticos en los que se incrementa el tráfico de flora y de fauna silvestre.
  • Especies de fauna silvestre como: perezosos, primates, titís, aves y especies de flora como la palma de cera son altamente traficados y comercializados.
  • Desde el CIFFA se realizarán operativos de control y pedagógicos en diferentes municipios de Antioquia para proteger las especies amenazadas.

 

Cada año, el Comité Interinstitucional de Fauna y Flora de Antioquia (CIFFA), integrado por la Gobernación de Antioquia, las autoridades ambientales: Cornare, Corantioquia, Corpourabá y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) y la Corporación Universitaria Remington, toma diferentes medidas enfocadas en la protección de la biodiversidad.

Durante la Semana Mayor, muchos animales son extraídos de su hábitat natural, aumentando el comercio de especies de fauna silvestre en estadíos infantiles como: perezosos, titís, primates y psitácidos (loros, pericos, guacamayas, cotorras, papagayos). Adicional a esto, debido a celebraciones religiosas como el Domingo de Ramos, se incrementa la comercialización, especialmente de palma de cera y de otras especies de flora como la palma táparo.

También, algunas especies se ven afectadas al ser comercializadas para el consumo de carne como: tortugas, guaguas, armadillos, cangrejos azules y huevos de iguana.

Para mitigar esta problemática, que afecta a la biodiversidad, cada una de las instituciones que conforman el CIFFA realizarán durante toda la semana operativos de control y pedagógicos en diferentes municipios de Antioquia, con el objetivo de sensibilizar a las personas para que denuncien el tráfico de flora y fauna y silvestre.

Desde el Comité se hace un llamado para proteger estas especies que se encuentran gravemente amenazadas y se invita a los ciudadanos a no apoyar este tipo de prácticas para garantizar que las especies permanezcan en su hábitat, por su bienestar y por el bienestar del planeta.

¡Unidos podemos lograrlo!