Este martes 30 de noviembre Cornare y la Diócesis de Sonsón Rionegro realizaron el lanzamiento de la campaña Libélula, a través de la cual cada año se invita a las comunidades a celebrar la Navidad en armonía con la naturaleza, así como a vivir esta época sin hacer uso de la pólvora para proteger a los animales silvestres y domésticos, los bosques y la calidad del aire de la región.

El Director General de Cornare, Javier Parra Bedoya, explicó que Libélula es la simbología de las emociones, del encuentro, la transformación y del crecimiento y eso es lo que se pretende con la campaña, que la comunidad piense distinto y queden atrás esas tradiciones que han hecho tanto daño, a su vez, hace un llamado a festejar la alborada de otra forma sin recurrir a la pólvora.

“Nos unimos para hacerle fuerza a esa misiva de que no tiremos pólvora, que por favor tengamos respeto por nuestras mascotas, nuestra fauna, nuestros vecinos, es el llamado principal y el mensaje que queremos llevar con Libélula y para ello nos apoyamos en los niños que son la ruta para transformar el territorio”, dijo el Director de Cornare.

La jornada contó con la presencia de representantes de diferentes entidades del departamento y la región que también se preocupan por adelantar acciones que aporten a disminuir el uso de la pólvora en Navidad.

Según indicó Lina Bustamante Sánchez, Secretaria de Salud de Antioquia, en el 2020 se presentaron 70 casos de quemados con pólvora en el departamento y el Oriente estuvo entre las regiones con más casos reportados, por lo que destaca la importancia de estas campañas. “Es invitar a tener esa corresponsabilidad de cuidarnos, la pólvora no solamente nos afecta y nos puede traer consecuencias físicas, sino que también afecta nuestros animales y el medio ambiente”.

Por su parte, Monseñor Fidel León Cadavid, Obispo de la Diócesis de Sonsón  Rionegro, manifestó que desde hace años vienen trabajando en conjunto con Cornare para llamar la atención sobre el no uso de la pólvora, por el significado de distorsión que este explosivo trae consigo, tanto del espíritu navideño como del ambiente.

“Como vivimos en una interconexión todos los seres vivientes se llama la atención a que pensemos en el efecto sobre el ambiente y la fauna. Queremos que esta campaña siga creando conciencia y que todas las instituciones y padres de familia, la promuevan para bien de todos y así vamos logrando cada vez navidades más tranquilas y sanas, centradas en lo esencial, en la relación fraterna que crea el nacimiento de Dios en nosotros”, concluyó Monseñor Fidel León Cadavid.

Los niños del coro Santo Domingo del municipio de Marinilla alegraron el lanzamiento de Libélula con la interpretación de diferentes villancicos, a través de los cuales enviaron el mensaje a la comunidad de la jurisdicción para evitar el uso de la pólvora porque afecta a la fauna, la flora, el aire y además es peligrosa para la integridad humana.

Por medio de esta campaña que se realiza de manera consecutiva desde el 2010, este año 10.000 niños de la región serán sensibilizados con el mensaje de no a la pólvora para vivir una Navidad en armonía con la naturaleza, gracias a la entrega de una catilla educativa y didáctica, además de actividades lúdicas ambientales que se desarrollarán en diferentes municipios:

Cocorná: 6 de diciembre; Sonsón: 9 de diciembre; Rionegro: 10 de diciembre; San Rafael: 15 de diciembre y Santo Domingo: 20 de diciembre.