Salvarles la vida a todos y que puedan regresar a sus hábiats, son los objetivos del equipo de fauna silvestre de Cornare. No es un trabajo fácil, requiere amor y compromiso; por eso, muy temprano ingresan al Hogar de Paso de la Corporación para empezar las primeras labores en un lugar rodeado de vegetación en el que tratan de simular espacios naturales.

1.344 individuos de 134 especies diferentes ingresaron el año pasado al Hogar  de Paso, y en 2021 ya son casi 250 los animales que han encontrado un lugar para la esperanza en este centro especializado de atención médico veterinaria que la Corporación tiene destinado para atender de forma oportuna los incidentes con la fauna silvestre.

Ubicado en El Santuario, este espacio se configura como un lugar para que la fauna pueda ser atendida por personal calificado. “En el Hogar de Paso se tienen todos los elementos para atender a los animales producto de rescate, de entregas voluntarias o decomisos que realiza la fuerza pública. El equipo se encarga de atender, valorar, tratar y desarrollar procesos de rehabilitación y recuperación de la fauna que ingresa, producto de ataques, golpes o accidentes y es tratada para que, en la medida de lo posible, puedan quedar en libertad”, explica David Echeverri López, Coordinador del Grupo Bosques y Biodiversidad de Cornare.

Se trata de un proceso dispendioso, complejo y algunas veces frustrante para los  médicos veterinarios, biólogos y zootecnistas que allí trabajan, porque algunas especies llegan en condiciones lamentables. No obstante, también está lleno de  satisfacción para estos héroes, cuando los animales logran cumplir los procesos de readaptacion y están en condiciones para ser liberados.

Teniendo en cuenta la majestuosidad de nuestra fauna silvestre y la gran importancia que brindan en materia de servicios ecosistémicos, Cornare viene apostando al mejoramiento tanto locativo como operativo del Hogar y se han dado grandes avances como la disponibilidad de un vehículo permanente para atender el llamado de la comunidad en situaciones donde algún animal se encuentre en peligro o esté vulnerable.

Además, 14 personas integran actualmente el equipo interdisciplinario, se han construido y adecuado nuevos habitáculos, como una jaula nueva para rehabilitación de aves paseriformes, otra para rehabilitación de loras y para recuperación de zarigüeyas.

La proyección es que el Hogar de Paso se transforme en un Centro de Valoración y de Atención para Fauna Silvestre en la región del Oriente Antioqueño, por eso se trabaja arduamente para mejorar la infraestructura y ampliar el equipo de profesionales, pero ya se cuenta con un espacio altamente dotado para entregar esperanza a todas las especies que llegan.

 

Así es el panorama de la fauna que ingresa al Hogar de Paso

Las especies más comunes que atiende el equipo de fauna silvestre son principalmente las zarigüeyas, que en su mayoría son animales infantiles o adultos atropellados en vías, atacados por perros o lastimados por el ser humano. También ingresan con frecuencia los currucutú, los pequeños búhos muy comunes en zonas periurbanas, que cuando empiezan sus primeros intentos de vuelo y no están preparados, caen de sus nidos y son recogidos por las personas y entregados a Cornare. No obstante, generalmente sus padres se encuentran cerca y por eso, ante las situaciones con esta especie, es importante observar el entorno antes de intentar rescatarlos.

Otros de los animales de mayor ingreso son las loras, guacamayas, sinsontes y turpiales, que en general son procedentes de tráfico ilegal por tenencia como mascota debido a sus hermosos colores y la capacidad de repetir palabras o cantos humanos.

Tristemente, otras especies que generalmente también proceden del tráfico y con  un número muy alto de ingresos son el tití gris y el tití piel roja, animales endémicos de Colombia y que se encuentran en peligro critico de extinción.

 

Del cautiverio a la libertad, un proceso emocionante 

La fauna silvestre es un patrimonio de la Nación, por tanto, son seres sintientes con derecho a la libertad, a reproducirse y estar con individuos de su misma especie. “Desafortunadamente, algunas personas olvidan las funciones biológicas y ecológicas tan importantes que tienen y por eso desconocen que al tener a un animal a cautiverio, este tendrá que someterse posteriormente a un complejo proceso de recuperación para lograr regresar a su hábitat natural”, sostiene Cristina Buitrago, Médica Veterinaria de Cornare.

Por fortuna, en el Hogar de Paso la fauna puede recuperar sus funciones gracias al profesionalismo y el amor con el que el equipo de fauna los atiende. Pero, para lograrlo, se requiere adelantar varias etapas desde el momento en que ingresan hasta el de liberación.

  1. Cuando los animales ingresan son llevados al área de Recepción, en donde se realiza el registro de los animales y la valoración taxonómica para determinar cuál es la especie que se está atendiendo. Luego se procede a hacer la valoración médico veterinaria para establecer el estado de salud físico y mental en el que ingresa el individuo. Si el animal se encuentra en condiciones graves es inmediatamente intervenido para tratar de salvar su vida; si presenta alteraciones clínicas o comportamentales, pero no son consideradas emergencias, como ocurre con la mayoría, se instauran los tratamientos respectivos, o en el caso de los animales sanos y de comportamiento silvestre, que provienen generalmente de rescates, se programa la liberación inmediata.
  2. Una vez realizado este proceso, entra en acción el grupo encargado de la nutrición, quienes ofrecen la alimentación y establecen la dieta balanceada. En algunos casos, deben acostumbrarlos a nuevos alimentos, ya que al estar en cautiverio fueron alimentados por mucho tiempo con comida para humanos.
  3. Luego, los animales entran a la etapa de cuarentena en alguno de los 3 espacios destinados para esta fase. El tiempo que permanecerán depende de la especie y la condición y se trata de una etapa de seguimiento clínico, nutricional y comportamental para tomar decisiones sobre cuál será el destino del animal.
  4. Una vez terminada la cuarentena, los animales entran a una etapa de transición en la que se desplazan a espacios más amplios, se conforman los grupos sociales en el caso de los animales de hábitos gregarios y se inicia la rehabilitación o readaptación comportamental. En esta fase se evalúan las condiciones sensitivas o estereotipadas de los animales que fueron sometidos a estado de cautiverio y que por lo tanto evidencian cambios en su comportamiento. Esta recuperación es lenta, pues toma más tiempo cambiar hábitos que estuvieron interiorizados durante un largo periodo.
  5. Por último, ingresan a una etapa de rehabilitación en la que se pretende que adquieran las destrezas necesarias para sobrevivir en su hábitat natural cuando sean libertados. Se realizan, por ejemplo, ejercicios de fortalecimiento de vuelo, utilización de perchas y posaderos para trepar y estimulación para generar llamados o vocalizaciones alertando la llegada de un depredador. De otro lado, se cambia la apariencia y el tipo de alimento, ofreciéndoles el fruto completo.
  6. Al conservar sus instintos de supervivencia, los animales que son recuperados en el Hogar de Paso tienen la oportunidad​ de una vida digna en su hábitat natural o en ambientes apropiados, como las Reservas Naturales de la Sociedad Civil, espacios en los que pueden incorporarse al lugar de donde nunca debieron salir.

    En 2020 se liberaron 500 especies de fauna silvestre, principalmente zarigüeyas, tortugas morrocoy y aves como barranqueros, turpiales, sinsontes y pericos.

Proteger la fauna también es proteger el agua, la tierra y los demás elementos del ecosistema, por eso usted también puede apoyar a las Autoridades Ambientales y a la Policía en los programas de rescate, rehabilitación y reubicación de fauna silvestre, así que invitamos a la comunidad a tener presentes nuestros canales de atención:

-Línea única para reportes de animales silvestres: 3217811388 o el correo electrónico faunasilvestre@cornare.gov.co.

-Líneas telefónicas de atención al cliente: 546 1616 Ext. 289 - 520 1170 Ext. 212, 213, 214.

-Correo electrónico institucional: cliente@cornare.gov.co

-Chat de la página web o nuestras redes sociales.

-123 de la Policía

 

No tengas en cautiverio como mascota, no compres, ni comercialices fauna silvestre o productos derivados de ellos como pieles, aceites, carne, entre otros.