El pasado 26 de mayo realizamos muestreo a la calidad del agua del Lago para determinar los motivos de la coloración.

 

Cornare atendió la solicitud de la comunidad de Rionegro frente a la extraña coloración que viene presentando el Lago Santander, y luego de realizar diferentes estudios concluyó que un aumento en la concentración de hierro producto del verano predominante en los primeros meses del año sería la causa de esta problemática.

Según informó el Laboratorio Ambiental de Cornare, encargado de realizar los ensayos de las cinco muestras tomadas, la afectación corresponde a la concentración de hierro proveniente de los suelos de esta zona y a fenómenos propios del ecosistema. “Esto provoca una variación estética al espejo de agua con el color marrón que la comunidad ha detectado”, explicó Juan David Echeverri Ruiz, Coordinador Técnico  del Laboratorio de Aguas.

El estudio concluyó que se descarta contaminación de carácter orgánico ARD (no hay malos olores) y por eutroficación por nutrientes (nitrógeno, fósforo), pues no hay presencia de algas y tampoco se evidenció muerte de peces o de fauna que habita Lago. “Este tipo de afectación no pone en peligro la vida acuática o los animales que existen alrededor y se espera que con el aumento de los niveles de lluvias se modifique nuevamente la carga subterránea, vuelva a tomar una coloración transparente y regrese a la normalidad”, puntualizó Echeverri.

Las Variaciones de Hierro encontradas fueron de entre 0,49 y 7,30 mg/L, valores atípicos que de acuerdo con la literatura son los causantes de la coloración, su origen se debe a las formaciones geológicas propias de esta zona y su incremento se explica por la poca aireación y el aumento de la temperatura del agua por el verano de los primeros cinco meses de este año.

Como medida de recuperación, se propone una limpieza de las orillas del material vegetal, por lo que la Corporación hizo una solicitud a la Alcaldía de Rionegro para que intervenga en el proceso. “Invitamos al municipio para que se haga de manera urgente una limpieza en algunos puntos del Lago donde se están presentando escombros y acumulación de material vegetal”, indicó Javier Valencia González, Subdirector de Servicio al Cliente de Cornare.

Ahora que se conoce la procedencia, Cornare continuará el monitoreo permanente hasta lograr la recuperación del Lago Santander, así como se viene haciendo desde el mes de abril cuando desplegó toda una estrategia para atender con oportunidad el llamado de la comunidad y a través de un equipo de profesionales realizó recorridos, toma de muestras, análisis de laboratorio y un sobrevuelo con drones que permitió establecer las directrices a seguir.