Mejoragro es una de las apuestas de Cornare por la protección del recurso suelo, la estrategia opera en los 26 municipios que conforman la jurisdicción.

 

Con la entrega de 12 molinos de martillo (utilizados para triturar compostaje) y la capacitación del personal de las Empresas de Servicios Públicos, Cornare continúa apostando por el adecuado aprovechamiento de los residuos orgánicos generados en los municipios de nuestro territorio para producir el abono mejorado Mejoragro.

Durante este año se han entregado molinos en los municipios de Guatapé, San Rafael, San Carlos, Cocorná, San Luis, Nariño, Abejorral, Argelia, Santo Domingo, San Roque, Alejandría y Concepción, gracias a los 180 millones aportados por la Corporación y la Gobernación de Antioquia gracias a un convenio firmado entre las dos entidades. Es importante resaltar que cada una de estas máquinas puede procesar 2.5 toneladas de material por hora; esto facilita y optimiza la labor de producción del abono.

Según Diana Henao, jefe de la Oficina de Ordenamiento Ambiental del Territorio y Gestión del Riesgo de Cornare, “vamos avanzando en la recuperación de residuos orgánicos, este es un trabajo en el que nos articulamos con la Gobernación de Antioquia y las administraciones municipales para hacer la entrega de estos molinos, además de insumos biológicos y orgánicos para producir un abono formulado para cultivos específicos”.

La meta este año es aprovechar 19 mil toneladas de residuos orgánicos para producir cerca 10 mil toneladas del abono mejorado en plantas que adicionalmente han sido certificadas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). “Durante este año queremos continuar con la capacitación de los productores agrícolas para que saquen el mayor provecho de este abono y de igual forma fortalecer a los trabajadores de las plantas para que cumplan con los estrictos protocolos de elaboración del producto”, complementó la funcionaria de Cornare.

Recordemos que Mejoragro es una estrategia de Economía Circular que aprovecha los residuos orgánicos generados en los municipios, el material es dispuesto en composteras en donde se transforman en un abono que posteriormente se potencializa para mejorar las condiciones del suelo y producir alimentos más saludables. A través de esta estrategia se cierra el ciclo de vida de los residuos orgánicos y se reduce la carga en los rellenos sanitarios, aumentando su vida útil.

Este proyecto no solo contempla la producción de abono orgánico mejorado, sino que se complementa con la dotación a los municipios con sistemas para el compostaje (fabricados con plástico reutilizado). Hasta la fecha el proyecto Mejoragro, que inició en 2018, ha permitido entregar 30 sistemas de éstos, en 15 municipios.